Conferencia de Prensa organizada por la Provincia Franciscana de los XII Apóstoles del Perú. (de derecha a izquierda) Dr. Fabricio Valencia, Fray Pedro Castro, Dr. Joseph Campos y miembros de la provincia franciscana.

En un atropello al patrimonio cultural, miembros del Programa Municipal para la Recuperación del Centro Histórico (PROLIMA), con autorización del Ministerio de Cultura, demolieron el cerco perimétrico de la plazuela San Francisco de Lima a la una de la madrugada del 05 de febrero del 2022. Han pasado dos años y cuatro meses desde que el poder Judicial mandó a construir un cerco metálico provisional y las instalaciones siguen en ruinas.

Personal de PROLIMA realizó una accidentada demolición del cerco perimétrico del Convento San Francisco el 05 de febrero del 2022, a la una de la madrugada. Foto: El Comercio

A raíz de este problema, los representantes de la Provincia Franciscana de los XII Apóstoles del Perú brindaron una conferencia de prensa. Se contó con la presencia de Fray Pedro Castro, vicario provincial de la Provincia Franciscana de los XII Apóstoles del Perú, quien analizó el caso junto a Joseph Campos, abogado constitucionalista y Fabricio Valencia, abogado especialista en Patrimonio Cultural, para exponerlo a los medios de comunicación.

En su defensa, sostienen que se trata de un atentado contra un patrimonio de la Humanidad con doble declaratoria, primero, en 1988 al convento en particular, y luego en 1991 como parte del Centro Histórico de Lima. Durante su alocución sostuvo que la Municipalidad (de Lima) debe comprender que el convento está protegido por la UNESCO, en ese sentido ninguna entidad municipal o nacional puede pasar por encima de un Patrimonio de la Humanidad reconocido internacionalmente.

Por su parte, PROLIMA sostiene que la plazuela del convento le pertenece a la Municipalidad Metropolitana de Lima, por lo que con la permanencia del cerco perimétrico podría entenderse como que los franciscanos se apropiarían del espacio público.

En agosto del 2022, el tercer Juzgado especializado en lo Constitucional de la Corte Superior de Justicia de Lima ordenó que la Municipalidad Metropolitana de Lima y el Ministerio de Cultura no realicen ningún tipo de intervención en el conjunto monumental San Francisco, hasta que la obra cuente con un estudio de impacto patrimonial y un plan de monitoreo arqueológico.

Así lucía el Convento San Francisco antes de la demolición del cerco. Foto: El Comercio

Sin embargo, en abril de 2023, este juzgado declaró infundada la demanda de los franciscanos, pues argumentan que el cerco no posee valor cultural. Los franciscanos apelaron la decisión y hasta este momento, están a la espera de respuestas por parte de las autoridades.

Redacción: Gustavo Polo Jiménez