Rafael López Aliaga: promesas incumplidas a 100 días de su gestión como alcalde de Lima

El burgomaestre de Lima prometió que la capital iba a ser “potencia mundial”; sin embargo, varios de sus proyectos siguen en el papel.

Rafael López Aliaga aseguró a los limeños que se alquilaría 10.000 motos para combatir la delincuencia. El plan que fue su estandarte de campaña y pretendía convertir a Lima en una ciudad más tranquila sigue sin realizarse, pese a que el sicariato aumentó en 50% en los últimos tres meses.

Por su parte, Julio Gagó, regidor de Renovación Popular, mencionó que para septiembre u octubre de este año recién se adquirirán los vehículos mencionados por intermedio de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS).

Una segunda promesa incumplida, es el destino del 10% del presupuesto de la municipalidad a las ollas comunes, pero hasta el momento el alcalde de Lima se ha negado a recibir a las dirigentes de la Red de Ollas Comunes de Lima Metropolitana.

Respecto a ello, López Aliaga afirmó que este año se ha entregado S/80 millones para las ollas comunes, no obstante, la cifra asignada no alcanza el 10% de lo que garantizó. Lo único que avanzó en el tema es la declaratoria de emergencia alimentaria en la capital y el cambio de logística para la entrega de víveres en el Mercado Mayorista de Santa Anita.

Otro proyecto que mencionó en plena campaña, fue la instalación de tanques de agua en los cerros para que los pobladores puedan tener acceso al vital recurso. Las bombas y tuberías serían los medios para que el agua llegue hasta los lugares más recónditos.

El urbanista Aldo Facho, recomendó que la medida sería temporal sino se invadiría zonas no aptas para vivir y se ocasiona otro problema de planificación urbana. Las lluvias que se han visto en los últimos meses, recalcó Facho, destruirían las viviendas localizadas en los cerros.

Por último, López Aliaga aprobó anular el contrato de la concesión de los peajes de Rutas de Lima, pero su administración recién se daría en julio de 2023, sin contar con la compensación que la municipalidad tendría que pagar por romper el acuerdo, cuya cifra asciende a 1.459 millones de soles, monto que excede el fondo de la alcaldía.