Nunca hemos tenido tanto tiempo disponible para dedicarlo a la lectura. Usualmente tenemos miles de actividades programadas durante el día, hay que pensar en esto y lo otro, hay que ir de aquí para allá y cumplir con eso y aquello, que aunque nos guste leer y recordemos momentos placenteros de intimidad con el libro, siempre los terminamos postergando ad infinitum.

Esta cuarentena, si bien nos ha restringido por el bien de la salud pública el libre tránsito por las calles y la realización de diversas actividades a las que antaño estábamos acostumbrados, nos da la posibilidad de tener muchas horas de ocio que podemos dedicar a la lectura. Por ejemplo, podemos comenzar a leer esos libros clásicos (dígase Don Quijote de la Mancha, Hamlet, Crimen y castigo o Madam Bovary) de los cuales siempre oímos hablar, de los que tenemos alguna idea, pero que nunca abrimos siquiera para darles una oportunidad. O, en su defecto, husmear en la narrativa más actual e ir descubriendo qué autores van erigiéndose como símbolos de la literatura de nuestros tiempos. ¿De qué se escribe hoy en día? ¿Cuáles son esos libros que se pasarán a la historia y serán estudiados en las facultades de humanidades en unos años? ¿Qué autor se va erigiendo como uno de los más importantes de la literatura universal del siglo XXI?

“La compañía de un buen libro nos puede ayudar a definir mejor nuestras ideas, explorar nuevas formas de pensamiento, discutir razonamientos que dábamos por sentados”

Es probable que muchos no tengan en sus hogares una biblioteca muy bien nutrida, con amplias colecciones de libros clásicos o con lo más actual de la narrativa peruana, pero para suerte nuestra con internet tenemos acceso a grandiosas colecciones públicas y privadas disponibles para descargar o leer online. Podemos visitar la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes y tener prácticamente en las manos la obra completa de Federico García Lorca, Antonio Machado, Garcilaso de la Vega o la del propio Miguel de Cervantes. Y si accedemos a la página web del Proyecto Gutenberg, podemos tener acceso a la obra completa de William Shakespeare u Oscar Wilde, por citar dos autores mundialmente conocidos. 

Aprovechemos de la mejor manera posible estas semanas de cuarentena que aún nos quedan, y no olvidemos que la compañía de un buen libro nos puede ayudar a definir mejor nuestras ideas, explorar nuevas formas de pensamiento, discutir razonamientos que dábamos por sentados, ver la vida de otra manera e, incluso, entender mejor el tiempo que nos ha tocado vivir. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here